Retrato de Bashar al Assad / Flickr Beshr Abdulhadi
Me parte el corazón tener que decir esto, pero la prensa se ha convertido en el enemigo. Sí, por supuesto, mis colegas son solo peones, profesionales que tienen familias que alimentar y la mala costumbre de comer a diario, y son los dueños de los grandes medios quienes deberían responder del desolador paisaje lunar en que están convirtiendo el periodismo.
Y detrás de esos dueños hay intereses, y pensadores y brahmines que deciden lo que debemos pensar y, sobre todo, saber. Pero, al fin, sin los medios machacando constantemente, sin su altavoz, no habríamos llegado a una situación en la que decir que los niños son niños y las niñas, niñas, fuera un escándalo incluso para voces tenidas por ‘moderadas’.
Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.