Páginas

domingo, 10 de junio de 2018

CARTA AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO




CARTA A PEDRO SÁNCHEZ

Por Pedro Taracena Gil
Esta es la enésima carta que te envío como exmilitante del PSOE que no como exsocialista. En tu larga travesía del desierto no puedo obviar que has ganado algunas batallas que eran imprescindibles para devolver la soberanía socialista a las bases del partido. El Aparato de Ferraz, los Barones y Baronesas y sobre todo los Caciques Históricos, han dado un espectáculo nada edificante para la política en nuestra ya deprimida democracia.
Tu astucia y saber hacer te ha llevado a ganar por primera vez en España una  Moción de Censura al corrupto y sobre todo embustero Mariano Rajoy. La mayoría absoluta que  tú y tu partido habéis negado estos dos últimos años, ha sido la que te ha hecho arrinconar a la derecha y extrema derecha del arco parlamentario actual, al menos momentáneamente. No obstante, no me sorprende que una vez más hayas ninguneado a los partidos situados también en la izquierda, más aún, partidos que huyen del centro porque ahí es donde se cuece la gran hipocresía para engañar al pueblo. Has formado un Gobierno Socialista con una amalgama de ministras y ministros, batiendo el récord de mujeres y superando a los hombres. ¡Bravo y Perfecto! Pero los retos que teóricamente muestras a los ciudadanos, no lo vas a conseguir con la fuerte tendencia que tú sigues teniendo hacia el bipartidismo, que tan buenos resultados ha dado al PSOE, y te felicito por la elección que cuidadosamente has hecho de tus ministras y ministros para tapar la boca a todos: Has tapado la boca al PP, a la Telebasura, a los Jueces conservadores, a Europa, a la Generalitat, a las CCAA, a las Universidades y la Comunidad Científica, al  Feminismo, el Pacto de Toledo y hasta la Señora Botín. Evidentemente te has olvidado con toda intención de los Sindicatos y de UNIDOS PODEMOS. Por supuesto, la Reforma Laboral del PSOE y del PP, quedarán en el limbo de la ambigüedad. Catalunya y Euskadi tarde o temprano tendrás que abordar un conflicto prolongado hasta el infinito por la perversa inacción de Rajoy y sus secuaces.
Rajoy ha hecho uso de la Fiscalía para trasladar la problemática política a la Justicia. Ya sabemos que el artículo 124 de la Contribución fue tergiversado por el desarrollo de la función del Ministerio Fiscal para que claramente dependiera del Gobierno. Si tu fiscal no retira los cargos a los presos políticos para que vuelvan a su casa, acudan al Parlament y regresen los exiliados, la crispación generará más odio si cabe…
Y por último la prensa sigue de parte del Régimen del 78. Has logrado contentar a todos, pero de calado poco y nada conseguirás. Has creado un Gobierno intachable y que nadie se ha atrevido a censurar. No cometas el error de olvidarte que fueron 180 los diputados que te auparon a la Moncloa. No seas soberbio y mira el apoyo que te prestaron las izquierdas de la cámara colocadas a tu izquierda.


lunes, 4 de junio de 2018

REPÚBLICA O MONARQUÍA ANACRONISMO O DILEMA


"España es una Repùblica democrática de trabajadores de toda clese..."

Por Pedro Taracena Gil

En el caso español, después de haber vivido la experiencia sobre todo de la II República, y habiendo sido masacrada por la Oligarquía, el Ejército y la Iglesia, el anacronismo de un régimen monárquico, obedece a dos características: la primera que en pleno siglo XXI los intereses que trajeron la dinastía de los Borbones para ocupar el Trono de España, siguen en vigor. Había que apartar del poder a todas las opciones de la izquierda considerada más radical, como comunistas, republicanos y secesionistas. Y en segundo lugar, el Rey impuesto por el Caudillo de España que lo fue por la Gracia de Dios, garantiza la continuidad del franquismo, el capitalismo más liberal  y el nacionalcatolicismo. Todos ellos encubiertos con la máscara de la letra de la Constitución de 1978, ya que de su espíritu solamente se han ocupado de fosilizar.
En la actualidad es preciso desmitificar y desenmascarar la idea de que Juan Carlos I fuera el artífice de la modélica Transición,  el garante de la democracia y mucho menos conseguidor de la reconciliación entre los españoles. Conceptos que siguen siendo asignatura pendiente. ¿Con qué legitimidad el Estado procesa y encarcela a los secesionistas catalanes, cuando ha dejado impune el genocidio y la dictadura franquistas? La Ley de Amnistía de las Cortes Franquistas, amnistiaron a los verdugos pero el delito de lesa humanidad quedó impune.  Es verdad que en las monarquías que persisten en Europa, el Rey reina pero no gobierna. No obstante en España este estatus real es verdad a medias, sustentado por alguna mentira. El Rey es más títere que árbitro, como se ha demostrado ante los crímenes legales del 1º de octubre de 2017. El Rey basándose en la amnistía del 77 no ha condenado la dictadura y mucho menos reconocido la existencia de la República. Lejos de ser neutral es marioneta de la herencia franquista y del Gobierno de turno. Ante la guerra la injusticia y los crímenes legales contra su pueblo, es mudo, sordo y ciego. Es un muñeco de trapo que baila al son de la Oligarquía, inclinándose vergonzosamente ante los Prelados de la Iglesia y  es permanentemente adulado, silenciando sus fechorías por los impostores del periodismo.
Grosso modo, tomando los textos legislativos de las dos constituciones, la República de 1931 y la Monarquía Parlamentaria de 1978, ambas mantiene un espíritu republicano en el más amplio sentido de lo que es una r e p ú b l i c a. Es la Jefatura del Estado y su permanencia, lo que verdaderamente entran en conflicto con la lógica política del siglo XXI y la democracia a la hora de elegir la máxima magistratura del Estado. Al margen de la legitimidad original de uno u otro caso. Comparemos esta diferencia abismal:
BREVE ENSAYO COMPARATIVO SOBRE LA JEFATURA DEL ESTADO EN LAS DOS ÚLTIMAS CONSTITUCIONES ESPAÑOLAS





REPÚBLICA ESPAÑOLA 1931

 Artículo 85

El Presidente de la República es criminalmente responsable de la infracción delictiva de sus obligaciones constitucionales.
   El Congreso, por acuerdo de las tres quintas partes de la totalidad de sus miembros, decidirá si procede acusar al Presidente de la República ante el Tribunal de Garantías Constitucionales.
   Mantenida la acusación por el Congreso, el Tribunal resolverá si la admite o no. En caso afirmativo, el Presidente quedará, desde luego, destituido, procediéndose a nueva elección, y la causa seguirá sus trámites.
  Si la acusación no fuese admitida, el Congreso quedará disuelto y se procederá a nueva convocatoria.
  Una ley de carácter constitucional determinará el procedimiento para exigir la responsabilidad criminal del Presidente de la República.

CONSTITUCIÓN MONÁRQUICA ESPAÑOLA 1978

Artículo 56

1. El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las leyes.
2. Su título es el de Rey de España y podrá utilizar los demás que correspondan a la Corona.
3. La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad. Sus actos estarán siempre refrendados en la forma establecida en el artículo 64, careciendo de validez sin dicho refrendo, salvo lo dispuesto en el artículo 65,2.

http://www.congreso.es/constitucion/ficheros/c78/cons_espa.pdf



La Estalada

Llegados hasta aquí, nos sirve de ejemplo que las 17 Comunidades Autónomas son de facto repúblicas coronadas y España una Unión de Repúblicas que integran el Reina de España. En el concierto internacional tenemos Australia, Nueva Zelanda, Canadá y hasta de 16 países más, cuya reina es Isabel II, que lo es por supuesto de Gran Bretaña.
El planteamiento secesionista español no es una aberración política, ni su pretensión es un delito condenable. Si no se soluciona el conflicto catalán, supondrá una amenaza para el Estado las reivindicaciones de otras naciones que no nacionalidades, como Euskadi, Catalunya, Baleares y Valencia. El Régimen del 78 es bajo toda consideración un estatus ilegítimo. Y el esperpento se produce cuando los padres de la Santa Transición legitiman la persecución contra Catalunya en base a una legitimación que no tienen.
Que nadie se escandalice si me baso en cuatro pilares que ilegitiman el pretendido Estado de Derecho quebrando el 18 de julio de 1936 y restaurado el 6 de diciembre de 1978:

1.   El origen del Régimen estuvo en un Golpe de Estado contra la República.
2. La legitimidad del Caudillo de España que implantó la dictadura está basada en su victoria sobre la República. Invicto Generalísimo Franco.
3. El Dictador instauró la monarquía en un Borbón, Don Juan Carlos que como heredero era ilegítimo, eludiendo así la restauración monárquica que correspondería a su padre Don Juan.
4. La Ley de la Amnistía dejó impune el genocidio franquista y la dictadura. El franquismo fue artífice de la Constitución y protagonista hasta nuestros días de la permanente apología del crimen.




El Guernica de Picasso en el Bosque Zilbeti

Los arquitectos de la Transición y los tutores de la Constitución, han creído que en España se había restablecido el Estado de Derecho que disfrutaba la República, de 1931 a 1939. Pero esta verdad aparente es una mentira apuntalada de embustes. Una ingeniería legal sustenta la gran mentira de la legitimidad. Desde el 1º de abril de 1939 se implanta en España una legalidad con total ausencia de legitimidad. El NODO que creara el general golpista sigue distribuyendo la propaganda del Régimen del 78. La Historia de España es contada por los vencedores, pero solamente ha pretendido que no logrado una amnesia del pueblo con su pasado.
Insisto en hacerme la misma pregunta: 


¿Con qué legitimidad el Estado procesa y encarcela a los secesionistas catalanes, cuando ha dejado impune el genocidio y la dictadura franquistas?

No es necesario ser un profeta para establecer que a los franquistas del Partido Popular hay que obligarles democráticamente a que saquen sus sucias manos de las instituciones del Estado, y sobre todo enderezar el camino que el criminal 155 ha dejado sobre el pueblo catalán. El 155 es un crimen legal porque legaliza el uso de la fuerza.  “Al cumplimiento forzoso”. Así consta… Presos al carrer. Exiliados a su patria. Procesos archivados y jamás presos políticos.



La Santa Cruz del Valle de los Caídos

Soy consciente de que el PSOE, también, discrepará del contenido de este artículo, pero los socialistas hemos sido arte y parte en la puesta en escena de la gran farsa de la Transición. El bipartidismo es cómplice por haber convivido con la impunidad del genocidio franquista. Las mayorías absolutas del PSOE no se han utilizado para sepultar el franquismo en el mismo Panteón de la Historia,  donde yacen el Nazismo de Hitler en Alemania y el Fascismo de Mussolini en Italia. El Franquismo-Falangismo-Nacionalcatolicismo de Franco goza de buena salud en nuestra ESPAÑA UNA GRANDE Y LIBRE.


El artículo 155 de la Constitución establece lo siguiente:

     1. Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.

     2. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas.

domingo, 3 de junio de 2018

Gobernar con pocos diputados, tarea difícil y limitada, no imposible




Fragmento del Guernica de Picasso

Por Isidoro Gracia
Exdiputado

El refranero popular es fuente de sabiduría y suele tener remedios para prácticamente todas las situaciones, este es claro para Pedro Sánchez: Quien hace lo que puede no está obligado a más.
 Aún no tenía el nombramiento, ganado en buena lid democrática, blanco sobre negro en el BOE, y ya asistimos a un cúmulo de apresuradas y en muchas ocasiones exóticas peticiones, exigencias y deberes dirigidos al Presidente de Gobierno recién elegido. Y no  solo emitidas por ciudadanos bien intencionados y desinformados, también por responsables políticos y administrativos que tienen la obligación de conocer sobre lo que hablan. Desde que interfiera en las decisiones del autónomo (que no independiente) poder judicial hasta, que le arreglen “lo suyo”, en Galicia destacó por su apresuramiento y repercusión mediática, el alcalde herculino con  el “que me arreglen la fachada atlántica”.
Empecemos por decir que algo sí que se puede hacer desde el Gobierno del Estado incluso con pocos diputados. Y es más de lo que parece a simple vista.
Hay muchas decisiones importantes que solo exigen el acuerdo del Consejo de Ministros, por ejemplo nombramientos en múltiples instancias y organismos, nacionales e internacionales, solo pongo un par de ejemplos RTVE y Fiscalía General del Estado pero son miles, literalmente. O instrucciones de emitidas por simples altos cargos de ministerios. Por ejemplo dar instrucciones a la red diplomática española para explicar activamente la historia y realidad de Cataluña, aportando documentación objetiva y contrastada.
Sigamos con un par de cosas que no puede hacer sin meterse en terrenos ignotos, en contra de la opinión de múltiples tertulianos: cambiar la estructura del gobierno; ante la muy lógica decisión, dado lo avanzado de las fechas y la atención de la UE, de aceptar los Presupuestos Generales, cambiar la estructura del gobierno supondría una aventura que terminaría afectándolos. Otra en contra de la opinión de muchos “enteraos”, que no expertos: dar prioridad a finalizar la legislatura, por aquello de la estabilidad; la estabilidad estará absolutamente condicionada a la tramitación de los PGE de 2019 y en menor medida a la voluntad del Presidente.
Hay mucha normativa sustancial que solo exige como soporte un Real Decreto u otros de menos rango.  Las más inmediatas las Pensiones o el Salario Mínimo Interprofesional. Pero la convocatoria de oposiciones y concurso para el acceso a empleos públicos, el trasvase entre partidas presupuestarias o la ampliación de aquellas declaradas ampliables también entran en este capítulo. Un ejemplo, aquí estaría la solución de algunos de los  problemas de aplicación de la Ley de Memoria Histórica, entre ellos iniciar la recuperación de los que se encuentran en cunetas, eriales y otros sitios indignos de aquellos a quien cobijan.
Otros temas que puede intentar, con alguna menor garantía de que lleguen a término son aquella modificaciones que exigen el nivel normativo de Ley, incluso aquellos que la oposición ganó en el pleno del Congreso al gobierno Rajoy (modificación de la Ley Mordaza, la última Reforma del Mercado Laboral o la LOMCE), por dos hechos muy concretos: la composición de las mesas del Congreso y el Senado. Así como para muchos de los inconvenientes en las tramitaciones de Leyes o RDL  se encuentra solución el artículo 149 del Reglamento del Congreso: “El Pleno de la Cámara podrá recabar para sí la deliberación y votación de los proyectos y proposiciones de ley…”, para los vetos del Senado el procedimiento es complejo y puede ser muy dilatado en el tiempo, incluyendo una ”congelación” absolutamente reglamentaria durante dos meses, si el Congreso no levanta el veto por mayoría absoluta.
Según mi modesta opinión, un par de periodos de sesiones darán la medida de lo que el nuevo e ilusionado gobierno, e ilusionante para lo que creo la mayoría de ciudadanos puede hacer con su mejor voluntad y esfuerzo, y también de lo que estará obligado a explicar y dar cuenta por no poder llevar a buen término al no depender de su limitada fuerza parlamentaria y competencias ejecutivas, limitadas como en cualquier Democracia por otros poderes y fuerzas políticas y sociales.
También es mi opinión, que con tan modestas expectativas, hacerlo mejor y más limpio que el gobierno saliente, a la vista del castigado ciudadano español, es muy posible y creo que muy probable.



"En un lugar de la Mancha..."