Páginas

domingo, 1 de febrero de 2015

"ReyNO de España"





Los hoy Reyes de España Felipe VI y Letizia Ortiz, homenajearon a las Victimas del Holocausto Nazi, mientras aquí tanto ellos como su gobierno ignoran a las Victimas del Genocidio Franquista, aún hoy diseminadas por campos, fosas y cunetas de España.
Mandar es Servir (Felipe VI)

Marcos Fidel Delgado Santamarta, responde: Vergüenza de país, que no honra, a quienes dieron su vida, por aquel régimen (La República), que vino a traer luz, en un país, que caminaba en penumbra. Gloria y Honor, para quienes dieron su vida, en el campo de batalla, o ante un pelotón de fusilamiento

HEMEROTECA:



Correo de la Pirenaica



Las víctimas del franquismo


Carta al Príncipe de Asturias



Carta al Rey de España Felipe VI




Asignaturas pendientes de la Corona de España

Por Pedro Taracena

Al margen de que la Constitución Española de 1978 se escribiera bajo la influencia del franquismo imperante tutelada por el Ejército y la Iglesia, no es óbice que el Rey de España ajeno a la herencia y testamento del dictador Caudillo de España, reconozca la legitimidad de los hechos históricos y discierna aquellos que son ajenos a la más elemental legitimidad que emanare del pueblo. La II República Española a pesar de que destronó al entonces Rey de España Alfonso XIII, bisabuelo de Felipe VI, fue un régimen tan legitimo como lo es el régimen monárquico actual. Ambos se asientan en el Estado de Derecho, donde la legalidad y la legitimidad se nutren de la misma fuente jurídica. La soberanía de la Nación española. No hay ninguna excusa que asista al Rey de España para no reconocer y establecer que el día 14 de abril de cada año se celebre EL DÍA DE LA REPÚBLICA ESPAÑOLA, como se celebra el 12 de octubre el DÍA DE LA HISPANIDAD, sin que fuere necesario que se considere como festivo… Que el Rey de España siga ligado al Partido Popular, de origen franquista, negando la legitimidad de la República, es tanto como decir que ambos regímenes no son igual de legítimos y establecer de forma perversa que la república es el Estado en negativo y la monarquía es el Estado en positivo. 

Otra asignatura que Felipe VI debe de aprobar para homologarse con el siglo XXI y su pueblo es la condena del golpe de estado que el general Franco perpetró contra la República; provocando un enfrentamiento fratricida y justificando la implantación de una dictadura militarista y confesional. El Rey de España es un monarca constitucional, donde reina pero no gobierna, pero sí debe que tener opinión para arbitrar con su sabiduría y preparación en base al espíritu de la Carta Magna y la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Permanecer más en silencio es hacerse cómplice de aquellos que fueron colaboradores directos y herederos de aquella tiranía, que sigue administrando España como si fuera un botín de guerra. Donde sigue habiendo vencedores y vencidos. El día que el monarca de todos los españoles se libere del yugo del franquismo, lejos de alterar el papel que le otorga la Constitución de 1978, ese día se habrá dado un paso para la reconciliación pendiente. El Rey de España debe de romper la complicidad que mantiene con el pacto de la Santa Transición que dejó impune los crímenes cometidos. El Jefe del estado no puede seguir ignorando a una parte de la sociedad española, a los 36 años de la promulgación de la Constitución. Es un esperpento nacional y un escándalo en el mundo civilizado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario