Páginas

viernes, 7 de octubre de 2016

ANTONIO GARCÍA FERRERAS Y SU PERSONAJE




Por Pedro Taracena Gil

Ya nadie que tenga su raciocinio puesto al día, puede dudar de que La Casta, Los Apóstoles de la Santa Transición y los Medios de Comunicación, formen un conjunto cohesionado. Todos ellos militan bajo las siglas del bipartidismo PPSOE. El capitalismo salvaje con sus banqueros, empresarios y caciques. Sin olvidar al nacionalcatolicismo del maridaje Iglesia-Estado y la alianza Trono-Altar. La prensa libre e independiente brilla por su ausencia. Sencillamente no existe. Los medios, todos, están constituidos por una legión de Musas del Partido Popular, Voceros del Régimen del 78 y Boceras del Reino. Estos escuadrones de la intoxicación de la opinión pública, recorren todos los platós y estudios de radio, para divulgar la propaganda que está al servicio de los mercados y el capital y en contra de los ciudadanos.
De entre esta maraña de impostores del periodismo, brilla con luz propia Antonio García Ferreras, mejor dicho el personaje creado para ponerse todos los días AL ROJO VIVO, en LA SEXTA. Es un personaje con una indumentaria rancia y siniestra. Chaqueta negra y polo más negro todavía. Es un uniforme que le obliga a interpretar todos los días el mismo papel y guardando las mismas formas. Uno de sus detractores ha delatado en La Red que como pantalones lleva unos bermudas, lo cual resulta más patético y ridículo. Como el resto de los medios, Ferreras, está al servicio de La Casta y practica un interrogatorio inquisidor y nada periodístico. Siguiendo como uno más el lema de: todos contra UNIDOS PODEMOS. Su ignorancia sobre el Movimiento 15-M y la estructura PODEMOS le hace confundir, debate con enfrentamiento y discrepancia con división. Perpetuando la crisis ficticia en PODEMOS. Un moderador nunca debería  de entrar en debate. Cuando la respuesta que le dan a este insigne periodista, no le convence, no disimula polemizar hasta que perjudique al enemigo a batir: UNIDOS PODEMOS. Esta forma de prostituir el periodismo no es exclusiva de Ferreras. No solamente él, sino también todos los contertulios que visitan un día tras otro, todos los escenarios donde se predica la propaganda del ya caduco Régimen del 78, formando un cuerpo granítico de desinformación.




Soy periodista independiente y paso vergüenza ajena cuando veo cómo tratan los temas relacionados con Pablo Iglesias y los Círculos. No cabe albergar más  ignorancia y tanta mala voluntad. He sido militante y votante socialista. Procedo de una familia de republicanos, militantes del PSOE y de la UGT, represaliados, exiliados, encarcelados y vilipendiados por el falangismo y el franquismo. Para completar este cuadro trágico, un abuelo de la familia fue fusilado en enero de 1940 por ser alcalde republicano y maestro de escuela. Mayormente por este segundo motivo. En esta universidad de mi entorno familiar, también pude conocer a un tío mío que estuvo en la División Azul. Hastiado del PPSOE, la Santa Transición y de La Casta, me introduje en el universo del Movimiento 15-M. Y ahora soy militante activo de PODEMOS. Y por supuesto voto UNIDOS PODEMOS.
El señor Ferreras únicamente se sirve del profesor Jorge Verstringe para informarse en positivo de PODEMOS. No obstante, no renuncia a contradecirle si ello conlleva que impere el criterio que más afecte o desprestigie a UNIDOS PODEMOS. Sin embargo, son muy bien acogidos en su espacio los señores Inda y Marhuenda. Cuando este extraño personaje se despide cada día con la coletilla de: Más periodismo. En verdad no sé a qué periodismo se refiere. Pero hay una buena noticia, las Redes Sociales, se están encargando de desenmascarar a esta generación de impostores del periodismo español.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario